En verano

el milagro perdura

Una gran alfombra verde de carrizo y enea cubre Las Tablas

En contraste con la vegetación de las islas y el barbecho de los campos amarillentos por el sol.

Pese a perder agua día a día por la fuerte evaporación, Las Tablas milagrosamente se mantienen con vida. Desde el observatorio de la Isla del Pan se aprecia el trasiego incesante de diferentes especies que salen y entran al Parque, como las esbeltas garzas o los grupos de ánades que toman los rastrojos al amanecer. En el agua, grupos de jóvenes e inmaduros pollos de somormujo, zampullines y fochas se afanan en la tarea de pescar gambusias. Y en las zonas arboladas aún podemos oír al autillo y la oropéndola que pronto volarán a África; al igual que los abejarucos o las cigüeñas que ya se concentran en bandos siguiendo la llamada de la migración. Si vienes en verano es muy aconsejable que madrugues o esperes a la caída de la tarde para ver Las Tablas. De lo contrario, las altas temperaturas harán difícil que disfrutes de la visita.

Recomendamos

Antes de iniciar su visita solicite información en el Centro de Visitantes: flora, fauna, estado del parque, servicios o cualquier aspecto de su interés. La información se puede complementar con la exposición y audiovisuales existentes en dicho centro.

La visita es libre y gratuita. El Centro de Visitantes oferta un servicio de visitas guiadas gratuitas para recorrer los itinerarios. Además, puede recorrer el entorno del parque con empresas privadas de la zona.

Horario del centro de visitantes (verano)

Todos los días: 9:00 a 20:00

Para la observación de aves es conveniente ir a primera hora o a última de la tarde, llevar ropa discreta, prismáticos y una guía de aves. Lleve algún repelente para los mosquitos, protección solar, agua y es recomendable una gorra para la cabeza.

Solicite información en el Centro de Visitantes.
Tlfno: 926 69 31 18.

responsive

Descárguese la aplicación

En cualquiera de las tiendas de las distintas plataformas para móviles

Mapa de itinerarios


Es un recorrido circular de 2 km., aproximadamente, que se adentra en el humedal a través de unas pasarelas que, salvando el agua, unen unas islas con otras.
Un recorrido lineal de 800 metros nos conduce hasta dos observatorios faunísticos en una laguna, cerca de la entrada del Guadiana.
También lineal, de 1 km y medio, nos lleva hasta una torre de observación para tener una amplia visión de la entrada del Gigüela en el Parque.
Recorrido lineal de unos 600 metros que llega hasta al Molino de Molemocho desde un aparcamiento cercano a La Duquesa.

Hay muchos tablares de agua muy hondos, y muy grandes, donde se crian muchos generos de aves, cisnes, ansares bravos, y anades, garzas, è otros muchos generos de aves(...) todo lo que dura la jurisdicción que tiene la dicha villa de Daimiel

Relaciones Topográficas de Felipe II, año 1575

Especies más frecuentes

¡ESCÚCHALOS!
1a
Ánade Real
Anas platyrhynchos


Es el pato más extendido de la zona durante todo el año pues se adapta muy bien a entornos de encharcamientos poco profundos.

2a
Somormujo Lavanco
Podiceps cristatus


Sus cortejos nupciales son muy llamativos y constituyen una de las más bellas estampas del Parque. Las parejas de somormujos alzan sus pechos hasta casi formar conjuntamente un corazón.

3a
Garza Imperial
Ardea purpurea


Ave de costumbres solitarias se camufla a la perfección entre el carrizo quieta como un palo. Es entre la vegetación donde realiza sus nidos.

4a
Pato colorado
Netta rufina


Tradicionalmente ha sido considerado el emblema de este Parque Nacional. Se alimenta de la ova fina del fondo del agua por lo que su llegada es un buen signo del estado del humedal.

Galería de imágenes de visitantes publicadas en facebook tablasdedaimiel.com